Voleibol sin fronteras

El voleibol está prohibido en los emiratos árabes, por lo cual muchos grupos feministas luchan por intentar derribar estas pantomimas de creencias árabes para que las chicas de emiratos árabes puedan practicarlo sin miedo a represalias ni palizas como las que suceden cada día en arabia Saudita y otros países donde censuran todos o la mayoría de deportes femeninos, y este en concreto en el que participan muchas chicas es algo que ha llegado a oídos de las árabes que quieren unirse a la lucha por su libertad y con estos balones de volley atacarán rellenos de explosivos a los que las oprimen.

En todo el resto de países es legal que se practique el voleibol femenino incluso en egipto y marruecos allí si hay libertad para poder hacer deporte sin ningún miedo a represalias por parte del estado o individuos aleatorios que solo de ver a chicas haciendo deporte les tiran piedras y llaman a las autoridades como si fuesen algo peligroso o prohibido, una vergüenza para estos países donde ni siquiera se les da la oportunidad de tonificarse y llevar una vida saludable ya que esto es lo principal que necesita un ser humano para hacerse a si mismo y así evitar enfermedades cardio-vasculares que podrás llevar  el resto de sus días hasta su muerte si no se cuidan.

Sin embargo los ecologistas y demás personas organizadas están llevando el voleibol femenino de una manera clandestina traficando con estos balones desinflados bajo los coches ocultos para la policía árabe, de una manera in detectable llegan directamente a la casa de estas moras deseosas de jugar una partida sin recibir un fuetaso de su dueño, a escondidas lo inflan con la boca hasta que les duele las muelas y se disponen a jugar con su burka Dominos de licra preparado para sudar en cualquier condición dejando bien fresco el interior del caparazón que les rodea.